Sequía, inundaciones, deslizamientos, incendios, sin lugar a dudas somos un territorio expuesto a riesgos, algunos previsibles y otros que surgen y se presentan como accidentes.

Todo el país hoy se encuentra en emergencia debido al incendio originado en la población de Roboré y que está siendo combatido con todos los medios que cuenta tanto Defensa Civil como las FFAA que se encuentran en pleno trabajo para frenar el avance del fuego.

Esta catástrofe ecológica no puede ser utilizada como argumento político, ya las redes sociales han sido presa de una campaña dirigida a señalar como culpable al presidente Evo Morales; por supuesto esta actitud es la verdadera “guerra sucia” cuyo objetivo es afectar el proceso electoral y las tendencias de la preferencia del pueblo.

Debemos tener presente que se encuentra en marcha toda una estrategia de impedir las elecciones del mes de octubre y en su caso impedir la continuidad del sistema democrático como forma de gobierno. Los candidatos que acordaron respetar las normas vigentes no pueden estar de acuerdo con los grupos de presión que piden renuncias o directamente impedir el ejercicio ciudadano del voto.

Esta emergencia nacional, debido a los incendios, tiene otro ingrediente y es el paro convocado por el Colegio Médico, veremos hasta donde se mantiene una medida que atenta a la salud de la población y en este caso, la emergencia de asistencia médica en los lugares afectados con el incendio y los daños colaterales como la dispersión de las cenizas.

La sequía en el altiplano es un tema estructural, tiene relación con los ciclos del ecosistema andino, todos conocemos los fenómenos del niño y la niña, por lo tanto se pueden tomar medidas preventivas para aminorar los posibles daños.

Los incendios no son previsibles, porque se generan en forma accidental, por los trabajos de chaqueo mal planificados, o por fuegos intencionados para inducir la desforestación.

Esta tragedia debe servir para mejorar lo que se denomina la policía forestal, no solamente previniendo la tala indiscriminada de árboles sino cuidando la forestación en su conjunto, debe existir mecanismo para controlar los chaqueos, que son el origen de estos incendios.

La acción decidida del gobierno, a través de la oficina de Defensa Civil, que hoy se encuentra equipada,  para responder de manera efectiva a estas emergencias, no solamente para combatir el fuego sino para acciones de evacuación y asistencia de vituallas y alimentos, muy importantes en las emergencias, en caso de incendios.

Esperamos que la voluntad y la coordinación de bomberos, FFAA, y la población logren superar estos momentos de dificultades, y también se exprese la solidaridad de todo el pueblo boliviano.

Audio