Con el objeto de mejorar y fortalecer la atención médica para la población boliviana, la presidenta Jeanine Áñez,  determinó destinar el 10% del Presupuesto General de la Nación (PGN), al área de salud.