La presidenta Jeanine Áñez ratificó el jueves que no tolerará ningún acto de corrupción y advirtió a los funcionarios o políticos de su gobierno que será muy dura con este tipo de hechos irregulares.

   "No voy tolerar corrupción en ningún sitio y menos en la salud, que quede claro para todos los funcionarios y políticos de mi gobierno, no me temblará la mano, voy a ser firme y dura frente a los corruptos y frente a los casos de corrupción", aseveró la Jefa de Estado.

   La nueva advertencia de la primera autoridad del país surgió después de que en pasados días se descubrió un presunto acto de corrupción en la compra de 170 respiradores de procedencia española.

   "Estamos aquí para seguir trabajando por la salud, (aunque) en los días pasados y especialmente ayer tuvimos una mala noticia en nuestra lucha por la salud, (...) pero actuamos de inmediato y con firmeza contra estos hechos, hemos golpeado con todo el peso de la Ley a la corrupción caiga quien caiga y hemos evitado que los bolivianos pierdan el dinero excesivo que se estaba pagando por esos respiradores", remarcó.

   Pues, la pasada jornada, la propia Jefa de Estado reveló, a través de su cuenta twitter,  que el contrato investigado por supuesta corrupción era por un total de 4.773.600 dólares y se llegó a pagar 2.028.780 dólares.

   Por ello, ordenó de manera pública que no se pague un centavo más. "Mi compromiso es recuperar el dinero de los bolivianos", expresó entonces Áñez y hoy señaló que hay mucho más que hacer en la lucha contra la corrupción.

   "Por eso he tomado varias medidas, unas son medidas para saber si alguien más está cometiendo corrupción y por eso he ordenado una auditoría de todas las compras en salud que se han hecho en mi gestión, y otras son medidas para evitar que esto vuelva a suceder y para eso he ordenado que las compras se hagan de cara al público y con control directo de las redes", apuntó.

ABI

Noticias