La ministra de Comunicación, Isabel Fernandez, informó el jueves que el Gobierno nacional decretó que a partir del 1 de junio se implementará una cuarentena dinámica y condicionada para enfrentar la pandemia del coronavirus COVID-19.

"A partir de las cero horas del día lunes, 1 de junio de 2020, ingresamos en una nueva fase de la lucha contra el coronavirus, a partir de las cero horas de ese día se inician las tareas de mitigación para la ejecución de planes de contingencia por la pandemia del coronavirus, en departamentos y municipios", informó en una conferencia de prensa.

Ratificó el "compromiso indeclinable" del Gobierno, a la cabeza de la presidenta Jeanine Áñez, de cuidar la salud y la vida de los bolivianos.

"Por ello se ha declarado de interés y prioridad las actividades y medidas necesarias para la prevención, contención y el tratamiento del coronavirus. Todas estas acciones fueron implementadas protegiendo la salud y la economía de los bolivianos", complementó.

Explicó que la cuarentena dinámica y condicionada se extenderá hasta el 31 de junio, periodo en el que los gobiernos departamentales y municipales "deberán elaborar, ejecutar e implementar planes de contingencia para mitigar el contagio y la propagación del COVID-19".

Agregó que las condiciones de riesgo serán determinadas por los gobiernos municipales y departamentales en función a los parámetros epidemiológicos de cada región.

En base a esos datos "los gobiernos municipales podrán encapsular barrios, zonas, comunidades y distritos", para precautelar la salud de los habitantes, explicó.

Agregó que las gobernaciones y alcaldías deben normar todo lo referente a la circulación de las personas, el funcionamiento de comercios y servicios, además de la atención de entidades financieras.

"La jornada laboral del sector público y privado será en horario continuo. El Ministerio de Trabajo regulará el ingreso y la salida de la jornada laboral del sector público", complementó.

Mientras que los gobiernos municipales y departamentales regularán el horario laboral de sus actividades.

Advirtió que "se mantienen varias restricciones", entre ellas, "el cierre de fronteras aéreas, terrestres, fluviales y lacustres", excepto para ciudadanos bolivianos que regresen a territorio nacional, quienes deberán cumplir un protocolo de bioseguridad; además del transporte internacional de carga y mercancías.

Asimismo, continúan restringidos los vuelos internacionales.

Agregó que también se mantiene la suspensión de clases en todos los niveles de educación.

"Los eventos públicos, deportivos, actividades culturales, gimnasios, eventos festivos y políticos se mantienen suspendidos", pero se exceptúan ceremonias religiosas con la condición de que los lugares donde se realicen estén ocupados al 30% de su capacidad y se respeten las medidas de bioseguridad, explicó.

Asimismo, se prohíbe la circulación de personas y vehículos de lunes a viernes, de 18h00 a 05h00 de la mañana, al igual que la circulación los fines de semana, exceptuando personas que se movilicen a pie o en bicicleta, en un radio de 500 metros alrededor de su domicilio, entre las 06h00 y las 14h00 de la tarde.

Informó, asimismo, que están garantizadas las actividades económicas "industrial, manufactura, agropecuaria, maderero, forestal, minero y construcción".

ABI

Noticias