Julio 12, 2024

Defensor encamina la reconducción institucional para recuperar la credibilidad de la Defensoría del Pueblo

La Paz, 25 de octubre de 2023 (UCOM DP) .- Hace poco más de un año que Pedro Callisaya Aro asumió la conducción de la Defensoría del Pueblo. En el balance de esta primera parte de su gestión, la autoridad destacó el proceso de reconducción institucional implementado, con el objetivo de recuperar la credibilidad de la entidad defensora de los derechos humanos.
Durante su informe de gestión, el Defensor del Pueblo remarcó la situación en la que encontró la entidad, luego de vencer un proceso de selección meritocrática en la Asamblea Legislativa Plurinacional. En ese contexto, remarcó que ni bien asumió el cargo se enfrentó a un escenario de conflictividad social latente, con una “institución debilitada en lo orgánico y en un contexto social y estatal con debilidad institucional”.
En esa línea, describió el contexto en el cual le tocó asumir funciones, en medio de una “pérdida de la confianza de la población en la institución”, puesto que “le hizo mucho daño el interinato y la anterior gestión en sentido de que la Defensoría del Pueblo tomó un rumbo que no necesariamente era el de la defensa de la población”.
Ante ese escenario, Callisaya junto al equipo que integra la Defensoría del Pueblo, hizo frente a estas debilidades, implementando un plan de acción que contempla cinco medidas: la reorientación a las acciones e intervenciones institucionales, la gestión con participación social, un nuevo modelo de gestión por resultados, incidencia a nivel internacional, y el fortalecimiento institucional.
“Todo esto nos permite decir en este momento que estamos en un proceso de reconducción institucional con una mejor gestión por los derechos humanos, una mayor protección y atención a las poblaciones vulnerables, recuperación de la institucionalidad y la credibilidad de la Defensoría del Pueblo, y ya registramos avances en la incidencia de políticas públicas”, destacó, ante la presencia de representantes de organizaciones de las poblaciones en situación de vulnerabilidad, organismos internacionales y población en general.
Bajo esta ruta crítica el Defensor del Pueblo proyectó el trabajo que caracterizará el resto de su gestión, siempre con la premisa de reencontrarse con la población, construir una agenda defensorial regional y nacional, fortalecer los proyectos que ya se llevan adelante, como Defensores Estudiantiles, y Diálogos por el Agua. Asimismo, el fortalecimiento institucional mediante la apertura de tres oficinas defensoriales en Villazón, Pisiga y Bermejo.